Buscador de museos

Museo de Maricel

Retrato del pintor Esteve Terrús

3C. Los años de Céret y Perpiñán

3C. Los años de Céret y Perpiñán

Manolo Hugué (Barcelona, 1872 - Caldes de Montbui, 1945)

Retrato del pintor Esteve Terrús

s.d.

Gouache sobre papel

Museu Thermalia, Caldes de Montbui (Barcelona)

En 1919, después de la Gran Guerra, Violet vendió su taller de Sant Martí en Prades y adquirió una propiedad en Céret, donde creó un obrador y un horno de cerámica que llamó Sant Joan, y que cerró a inicios de la Segunda Guerra Mundial. En Céret, Violet recibió con frecuencia la visita del escultor Manolo Hugué, durante su segunda estancia en la capital del Vallespir, y se relacionó también con su gran amigo, el músico Déodat de Séverac. En los años veinte el escultor inició nuevos proyectos, como los trabajos en plancha de cobre repujada, con la ayuda del escultor catalán Miquel Paredes. En 1924 algunas de sus obras elaboradas con esta técnica se pudieron ver en la Sala Dalmau de Barcelona. Miquel Paredes colaboró con Violet en la realización en cobre de diferentes relieves de los monumentos dedicados a los muertos de la Primera Guerra Mundial. En esta época, el escultor creó también una empresa de cerámica y de elementos decorativos y, más adelante, un taller de forja artística. Entre sus ayudantes y colaboradores de estos años figuran el escultor leridano Josep Biosca i Biosca, que trabajó con Violet en Céret, y Marcel Gili, en Perpiñán. Huyendo de los estragos de la Guerra Civil, el ceramista Llorens Artigas se refugió en Céret, donde compartió horno con el escultor.

scroll to top icon