Buscador de museos

Museo de Maricel

Ámbito 4 METAFÍSICA, SURREALISMO(S) Y LOGICOFOBISMO

Àngel Planells i Cruanyes (Cadaqués, 1901 – Blanes, 1989)
Crimen perfecto, c. 1929
Óleo sobre tabla
Colección particular

Àngel Planells i Cruanyes (Cadaqués, 1901 – Blanes, 1989)

Crimen perfecto, c. 1929

Óleo sobre tabla

Colección particular

Giorgio de Chirico y los artistas de la revista italiana Valori Plastici, los creadores de la pintura metafísica y de la realidad inquietante, dejaron una huella evidente en nuestros pintores, como Salvador Dalí, el pionero en recibir este legado.

Dalí se convirtió en uno de los grandes divulgadores de la obra de De Chirico, junto con los surrealistas parisinos, que lo reinterpretaron para mostrar la realidad interior. Àngel Planells y Joan Massanet recibieron la influencia de la pintura metafísica a través de Dalí. En estos mismos años, varios pintores elaboran obras con la estética de la metafísica, el realismo mágico o la realidad fantasiosa, como Antoni Garcia Lamolla, Ángeles Santos Torroella y Ramon Calsina.

La Exposición Logicofobista de 1936 es el canto del cisne de toda una generación de artistas que trabajan con los nuevos lenguajes del realismo mágico, de la metafísica y de los surrealismo(s). La Guerra Civil truncará cruelmente sus diversas trayectorias.

Àngel Planells es un espectador privilegiado de la obra de Salvador Dalí y mantiene intensas conversaciones con el pintor. En su obra aflora una iconografía plenamente deudora de la del genio ampurdanés y que se convierte, a la vez, en heredera de los símbolos de la pintura de Giorgio de Chirico.

Sebastià Gasch, para hablar de la pintura de Planells, utiliza en 1930 los adjetivos misterioso, enigmático y mágico, íntimamente relacionados con la pintura metafísica. Y añade: «Estos pintores recogen la herencia de De Chirico, que vive todavía físicamente, pero muerto espiritualmente hace muchos años». Gasch hace un inciso referente al primer De Chirico, «de un objetivismo feroz», y habla de la obra de Planells como «conjuntos enigmáticos, particularmente perturbadores».

Crimen perfecto responde a todos estos planteamientos. Bajo la descripción objetiva de De Chirico y de Dalí emergen el misterio, la turbación y el terror.

scroll to top icon