Buscador de museos

Museo de Maricel

Mosaicos de Justiniano y Teodora, basílica de Sant Vidal, Rávena

Copia de los Mosaicos de Justiniano y Teodora, 547, presbiterio de la iglesia de Sant Vidal de Rávena, Italia

Copia de los Mosaicos de Justiniano y Teodora, 547, presbiterio de la iglesia de Sant Vidal de Rávena, Italia

Justiniano I el Grande (483-565) fue el primer gran emperador del imperio bizantino. A él se le deben, entre otras, la construcción de la basílica de Santa Sofia, las iglesias de los santos Sergio y Baco, de santa Irene y de los santos Apóstoles, todas ellas en Constantinopla (la actual Estambul).

Dentro de su imperio, cabe destacar también la construcción de la basílica de Sant Vidal en Rávena. Este edificio, Patrimonio de la Humanidad, construido con ladrillos y de planta octogonal, se convirtió rápidamente en uno de los modelos a seguir para la arquitectura religiosa cristiana. En la cabecera del templo todavía hoy se pueden contemplar los magníficos mosaicos que la decoraban. Entre estos destacan dos paneles con los séquitos de Justiniano y su esposa Teodora. De estos paneles, en el Salón de Oro del Palacio Maricel conservamos las copias de los dos retratos de los emperadores.

scroll to top icon