125 AÑOS DEL CAU FERRAT. La construcción de un ideal (1894-2019)

Festa Modernista al Cau Ferrat

Joan Maragall, Narcís Oller, Santiago Rusiñol, Josep Puig i Cadafalch, Josep Pin i Soler, Tell [et al]
Festa Modernista al Cau Ferrat. Certamen literari celebrat a Sitges el 4 de novembre de 1894. Tercer Any (Facsímil)
Biblioteca Popular Santiago Rusiñol, Sitges

Joan Maragall, Narcís Oller, Santiago Rusiñol, Josep Puig i Cadafalch, Josep Pin i Soler, Tell [et al]

Festa Modernista al Cau Ferrat. Certamen literari celebrat a Sitges el 4 de novembre de 1894. Tercer Any (Facsímil)

Biblioteca Popular Santiago Rusiñol, Sitges

Sitges se convirtió, poco después de la llegada de Rusiñol a la villa en otoño de 1891 y hasta finales de siglo, en una importante capital de la cultura catalana y fue conocida como la meca del Modernismo. Los cinco actos culturales que se organizaron entre 1892 y 1899 constituyeron las manifestaciones estéticas más importantes de la Cataluña de finales de siglo. Las Fiestas Modernistas fueron cinco actos de agitación y de afirmación que abarcaban todos los lenguajes artísticos: pintura, música, teatro y poesía.

La primera fue una exposición de pintura con un solo tema: Sitges. En la segunda, al año siguiente, se estrenó la versión catalana de La intrusa, obra del dramaturgo belga Maurice Maeterlinck, y se realizó un concierto de música simbolista belga, con obras, entre otros, de César Franck, y también de Enric Morera. La Tercera Fiesta Modernista, el 4 de noviembre de 1894, significó la inauguración del Cau Ferrat, con la procesión de los cuadros de El Greco, la instalación en las paredes del Cau de las alegorías de la Música, la Pintura y la Poesía, así como un certamen literario.

La cuarta, en 1897, incluyó el estreno de una ópera, El hada, con música de Enric Morera y letra de Jaume Massó i Torrents. La última, en 1899, se centró en el estreno de una obra de Ignasi Iglésias y dos piezas líricas de Morera, una de ellas, La alegría que pasa, escrita por Rusiñol.

scroll to top icon