Buscador de museos

Muxart. Espacio de Arte y Creación

«Necesito vivir mis cuadros, trabajar e insistir en ellos, pese al riesgo de destruirlos»

<p>El cuarto de trabajo es el lugar del proceso creativo. Pintar no es hacer una obra, sino una forma de vida</p>

El cuarto de trabajo es el lugar del proceso creativo. Pintar no es hacer una obra, sino una forma de vida

El proceso pictórico de Muxart lo lleva a pintar y repintar la misma obra, hasta el punto de perder a veces el original. Pintar sobre pintado, corregir el trazo, repetir temas, girar la paleta cromática, hacer y deshacer, son rituales creativos que desmitifican la obra acabada, el cuadro como objeto, a favor del proceso de trabajo. Pintar no es hacer una obra, sino luchar sin pausa con los colores para alcanzar una perfección que culmine en la experiencia estética.

El estudio del artista, con obras originales colocadas en sus lugares de contemplación, es el espacio del proceso creativo, el entorno privado del autor, donde se condensa la energía de su labor: pintar y volver a pintar, observar y corregir, ver en conjunto y no perder nunca la fuerza expresiva de las imágenes.

Las «Figuras de la luz», por ejemplo, aparecen y reaparecen en distintos momentos de trabajo, como un referente icónico que gravita en el vacío de su estudio. Este, amplio y luminoso, es un espacio privado con las marcas de los dedos en la pared, y si nos fijamos un poco podemos leer en ella: «ESTÉTICA EMOTIVA Y CREADORA». Quizá se trata de una letanía que el artista murmura mientras trabaja.

OBJETOS

<p><em>Flores</em>, serie &laquo;Flores y colores&raquo;, 2014, &oacute;leo sobre tela, 100 &times; 81 cm</p>
Flores
Flores
scroll to top icon