Buscador de museos

Museo Molí Paperer de Capellades

Tórculo de grabado

<p>T&oacute;rculo de grabado o de calcograf&iacute;a. Bajo la denominaci&oacute;n de calcograf&iacute;a se agrupan todas las t&eacute;cnicas de incisi&oacute;n sobre metal que tienen el objetivo de reproducir, traducir y crear grabados a partir de dibujos.</p>

Tórculo de grabado o de calcografía. Bajo la denominación de calcografía se agrupan todas las técnicas de incisión sobre metal que tienen el objetivo de reproducir, traducir y crear grabados a partir de dibujos.

La incisión calcográfica consiste en grabar un dibujo en una plancha metálica de cobre, zinc o acero. La plancha se puede trabajar de forma directa (buril, punta seca, etc.) o indirecta, mediante la acción corrosiva de ácidos (aguafuerte, aguatinta, etc.). El dibujo grabado obtenido se entinta. La tinta se deposita en los huecos producidos por los instrumentos o los ácidos con el objetivo de que pase de la plancha al papel. La fuerte presión del tórculo permite obtener una prueba impresa. 

Los primeros grabados en metal se hicieron al buril en el siglo xv, y en el siglo xvi se desarrolló el aguafuerte como medio alternativo a la xilografía, ya que el uso del metal en lugar de la madera aseguraba una mayor durabilidad de la edición. 

Procedimientos de la calcografía

Incisión directa

Grabado al buril: Se incide sobre la plancha con un buril o un instrumento punzante. El grabador debe mantener un juego entre la presión que ejerce con la mano que impulsa el buril y el movimiento que la otra mano hace sobre la plancha, para controlar al máximo el vaciado del dibujo o la incisión. 

Grabado a la punta seca: Al rascar la plancha con una punta de acero se producen unos surcos con rebabas a los lados que dan una apariencia aterciopelada. La denominación de esta técnica viene del nombre de la herramienta que incide directamente sobre la plancha. 

Incisión indirecta

Grabado al aguafuerte: Conjunto de técnicas de incisión en las que se emplean ácidos o soluciones químicas para grabar las planchas. La incisión se consigue con la acción del ácido o mordiente, de manera que el grabador debe ser muy hábil a la hora de controlar el ataque del ácido sobre la plancha y cuidar de que no se destruya la incisión ni el dibujo grabado. 

Grabado al aguatinta: Es un proceso de aguafuerte de traducción de valores pictóricos que se utiliza a partir del siglo xvii para imitar los valores de la pintura al claroscuro. La técnica permite al artista conseguir manchas y tonalidades graduales. También se utiliza este procedimiento para la técnica al azúcar. 

Artistas que han utilizado la calcografía

Albrecht Dürer, Hermles Pietersz Seghers, Rembrant, William Blake, Francisco de Goya, Pablo Picasso, Joan Miró, Antoni Tàpies, etc.

scroll to top icon