Buscador de museos

Museu Hidroelèctric de Capdella

El transporte de la electricidad – 2

<p>Si la electricidad no se pudiera transportar lejos, nunca se habr&iacute;a construido una central en la Vall Fosca.</p>

Si la electricidad no se pudiera transportar lejos, nunca se habría construido una central en la Vall Fosca.

Los transformadores son máquinas eléctricas que permiten aumentar o disminuir la tensión en un circuito eléctrico de corriente alterna manteniendo la frecuencia. El voltaje se cambia mediante la inducción electromagnética mutua.

La industria hidroeléctrica se ha podido desarrollar gracias a los transformadores, que han permitido transportar la electricidad a grandes distancias de donde se produce.

Las partes de un transformador son el núcleo y el devanado. El núcleo, que es donde se monta el devanado, se utiliza para conducir el flujo magnético, ya que es un gran conductor. El devanado está compuesto por las bobinas formadas por filamentos de cobre.

Los transformadores se pueden clasificar en dos grandes grupos: los transformadores de potencia y los de medida. Los primeros sirven para variar la tensión de un circuito de corriente alterna, y pueden ser elevadores o reductores. Los transformadores de medida sirven para variar el voltaje de grandes tensiones y poder medirlas sin peligro.

Los principios de funcionamiento de los transformadores tienen la base en la teoría del electromagnetismo, resumida en las ecuaciones de Maxwell.

Encontramos transformadores en muchos lugares, por ejemplo, en las luces de bajo consumo, los cargadores de pilas y en los coches.

OBJETOS

<p>Transformador dom&eacute;stico abierto que permite ver el bobinado.</p>
Transformador doméstico
Transformador doméstico
scroll to top icon