Buscador de museos

Museo del Juguete de Cataluña

Capítulos «Movimiento mágico» e «Intergalácticos»

<p>La evoluci&oacute;n del juguete guarda relaci&oacute;n con el abastecimiento de la materia prima para su fabricaci&oacute;n. Foto &copy; MJC</p>

La evolución del juguete guarda relación con el abastecimiento de la materia prima para su fabricación. Foto © MJC

Si observamos los juguetes que integran los capítulos “Movimiento mágico” e “Intergalácticos”, podemos apreciar dos grandes diferencias: el material con el que están hechos y su funcionamiento. Mientras que los juguetes del “Movimiento mágico” son principalmente de hojalata litografiada y se mueven con cuerda, los “Intergalácticos” son esencialmente de plástico y funcionan con pilas.

La evolución del juguete va intrínsecamente ligada al desarrollo de los materiales de producción. En Cataluña, las industrias dedicadas a la fabricación de juguetes aparecieron a finales del siglo XIX y principios del XX. Para su producción, utilizaban materiales tradicionales de aquel momento: madera, tejido, cartón, cuero, porcelana, papel, hojalata pintada o litografiada, plomo, goma, barro, vidrio... Más adelante se incorporaron nuevos materiales como la baquelita, el amberol, el celuloide y el plexiglás.

A principios de 1950 el plástico empezó a utilizarse de forma masiva en la industria del juguete. Al ser un material maleable permitía fabricar juguetes de tamaños y formas muy diferentes y las empresas del sector vieron un gran potencial.

El funcionamiento de los juguetes evolucionó de forma paralela. Pasaron de ser simples arrastres tirados con un cordel, a incluir mecanismos con un muelle y una llave para darles cuerda con el objetivo de ponerlos en movimiento. Así mismo, el uso de contrapesos se substituyó por las pilas alcalinas o pequeñas baterías.

OBJETOS

<p>Charlot de Schuco, personaje interpretado en la pantalla por Chaplin, funciona con cuerda. Foto &copy; Jordi Puig</p>
Charlot de Schuco
Charlot de Schuco
<p>A partir del 1950, los robots empezaron a introducirse en los hogares de los ni&ntilde;os y las ni&ntilde;as. Foto &copy; Jordi Puig</p>
La ciencia ficción de juguete
La ciencia ficción de juguete
scroll to top icon