Buscador de museos

Museo del Cau Ferrat

Magdalena penitente y Las lágrimas de San Pedro

<p>Dom&eacute;nikos Theotok&oacute;poulos, <em>El Greco,</em> <em>Magdalena penitente</em>, <em>c</em>. 1590, &oacute;leo sobre lienzo</p>
<p>&nbsp;</p>
<p>Dom&eacute;nikos Theotok&oacute;poulos, <em>El Greco</em> y taller, <em>Las l&aacute;grimas de San Pedro</em>, <em>c</em>. 1600, &oacute;leo sobre lienzo</p>

Doménikos Theotokópoulos, El Greco, Magdalena penitente, c. 1590, óleo sobre lienzo

 

Doménikos Theotokópoulos, El Greco y taller, Las lágrimas de San Pedro, c. 1600, óleo sobre lienzo

La importancia que tienen Magdalena penitente y Las lágrimas de San Pedro fue resumida acertadamente por Miquel Utrillo al definir ambos Grecos como «una de las atracciones morales y materiales más comentadas del Cau Ferrat». Todavía hoy, muchos visitantes cruzan la puerta del museo para contemplar, sobre todo, las dos obras del pintor cretense que Santiago Rusiñol convirtió en la encarnación del ideal del artista moderno.

En la obra de El Greco, donde el color predomina sobre el dibujo, Rusiñol y sus compañeros vieron un claro antecedente de la pintura moderna. En su figura, Rusiñol vio la personificación del artista libre y moderno.

VÍDEO

scroll to top icon