Buscador de museos

Museo del Cau Ferrat

La niña de la clavellina (Teresa Mirabent Planas)

<p>Santiago Rusi&ntilde;ol, <em>La ni&ntilde;a de la clavellina (Teresa Mirabent Planas)</em>, 1893, Sitges, &oacute;leo sobre lienzo</p>

Santiago Rusiñol, La niña de la clavellina (Teresa Mirabent Planas), 1893, Sitges, óleo sobre lienzo

Desde el primer momento, la luz sitgetana deslumbró la retina de Rusiñol, al igual que la de todos los pintores de la escuela luminista.

La figura, de una muchacha oliendo embelesada la fragancia de una clavellina, es la parte esencial de la obra, mientras que el patio es un todo envolvente que ayuda a destacar la belleza de la niña, que parece no darse cuenta de la presencia del pintor. Los colores son vivos y luminosos.

Este es uno de los retratos más bellos que Rusiñol pintó a lo largo de su vida. El autor decidió reservarlo para su colección privada, si bien fue expuesto en tres ocasiones.

scroll to top icon