Buscador de museos

Museo de las Tierras del Ebro

Lomas fortificadas

<p>Mundo de los vivos: lomas fortificadas</p>

Mundo de los vivos: lomas fortificadas

En el periodo de la Edad de Hierro en Cataluña, se distinguen dos momentos. El primero corresponde a la introducción de la metalurgia del hierro y a los primeros contactos comerciales internacionales estables con el mundo de los fenicios, la ocupación de nuevos territorios por parte de algunos de estos grupos humanos y el desarrollo de notables fenómenos de jerarquización social. Además, es también un periodo convulso que termina con un gran número de asentamientos quemados.

El segundo momento corresponde a la cultura ibérica. Los íberos del Ebro, que forman parte de la tribu de los ilercavones, construían sus asentamientos en puntos elevados del terreno. En este periodo se adopta la técnica del torno para elaborar cerámica y la arquitectura, especialmente de carácter defensivo. También se caracterizan por el desarrollo de una estructura social, política y económica compleja; establecen firmes relaciones de intercambio comercial con el mundo griego y púnico, primero, y con los romanos, después.  De hecho, los enfrentamientos entre romanos y cartagineses durante la segunda guerra púnica (218 – 202 a. C.) supondrá el inicio de la decadencia de esta cultura.

Aquí se pueden ver elementos para trabajar los metales, herramientas para moler el grano o vasijas cerámicas para la cocción de alimentos, hechas a mano y con torno. Las herramientas ya responden a una especialización del trabajo considerable.

AUDIO

scroll to top icon