Buscador de museos

Museo de las Tierras del Ebro

Mundo de la muerte. Medieval

<p>Pr&aacute;cticas funerarias del mundo medieval en el Ebro.</p>

Prácticas funerarias del mundo medieval en el Ebro.

El judaísmo, el cristianismo y el islam son tres religiones monoteístas, de tradición profética, con una base de revelación divina, una orientación ética y un concepto lineal de la historia que se inicia con la creación y acaba con la resurrección de los muertos y el juicio final.

Las necrópolis judías estaban cerca de ciudades y pueblos, elevadas y de cara a la judería. El espacio se cerraba con un muro, y las tumbas, en hileras regulares, ocupaban todo el espacio. El muerto era depositado en decúbito supino, con la cabeza al oeste y los pies al este. No solían llevar ajuar. La tumba se señalizaba con una lápida inscrita.

Los cementerios musulmanes estaban fuera del núcleo urbano, cerca de las vías principales. La mortaja del cuerpo era un sudario. El cadáver se depositaba de costado en una fosa estrecha, que se cerraba con tableros de madera o losas de piedra. No llevaban ajuar ni ninguna señalización.

En el ritual cristiano se envolvía al difunto con un sudario, se le introducía en el ataúd y se le velaba. Se celebraba una misa por el descanso de su alma. La mayor parte de la población se enterraba en el cementerio. El sepulcro se diferenciaba con una estela, una lápida o una cruz.

AUDIO

OBJETOS

<p>Estela discoidal funeraria procedente de Vilalba dels Arcs.</p>
Estela discoidal
Estela discoidal
scroll to top icon