Buscador de museos

MACBA

Some Objects of Desire

<p>Lawrence Weiner "Some Objects of Desire", 2004</p>

Lawrence Weiner "Some Objects of Desire", 2004

Desde los años sesenta, Lawrence Weiner ha sido una figura clave en la redefinición del objeto artístico que supuso el arte conceptual. El conceptualismo de Weiner se ha centrado en un trabajo sobre el lenguaje, que él entiende como un medio para representar las relaciones materiales con el mundo exterior de forma neutra y objetiva. Mediante el uso determinado de las palabras, frases enunciativas y afirmaciones, Weiner consigue eliminar las referencias a la subjetividad del autor. Sus sentencias, que él define como esculturas y que siempre tienen en cuenta el contexto y el espacio en el que se exponen, se han podido leer en las más destacadas instituciones de arte, en espacios abiertos, libros, postales, pósteres, películas, discos, tapas de alcantarilla e incluso en paquetes de azúcar.

Some Objects of Desire se realizó en 2004, y se plantea como una inmensa "ecuación matemática" que ocupa la pared y que pone el acento en la relación entre humanos y objetos materiales. Es una obra descriptiva y metafórica que, con una inexacta fórmula cuantitativa y un lenguaje enunciativo pero ambiguo, afirma la relación entre cada uno de nosotros y varios tipos de objetos. Como en otras obras, el autor incorpora los signos gráficos propios de la ciencia (el positivo, el negativo, el tanto por ciento y el equivalente), selecciona la tipografía y la adapta al muro en el que va la obra, pone un círculo alrededor de determinadas palabras y juega con los colores; en este caso, el azul y el rojo. También, como en otras obras, utiliza un lenguaje claro, conciso y efectista y de términos directos que tiene en cuenta el tamaño de la letra, las proporciones, la composición, los aspectos volumétricos de las palabras y la visualidad. Weiner traduce su texto a la lengua que se habla en el lugar de la exposición; en este caso, al catalán y al castellano. Y es que los mensajes de Weiner, como ya indicó su autor en una declaración de intenciones en 1969, quieren favorecer las ideas más que materializarlas. Las propiedades del lenguaje se ajustan a las aspiraciones de Weiner: es accesible, democrático y común a todos, y en el centro sitúa a la figura del receptor.

scroll to top icon