Buscador de museos

Fundación Joan Miró

Tela quemada I, Joan Miró, 1973

<p><em>Tela quemada I</em>, Joan Mir&oacute;, 1973, acr&iacute;lico sobre tela, posteriormente rasgada y quemada, 130 &times; 195 cm, Fundaci&oacute;n Joan Mir&oacute;, Barcelona</p>

Tela quemada I, Joan Miró, 1973, acrílico sobre tela, posteriormente rasgada y quemada, 130 × 195 cm, Fundación Joan Miró, Barcelona

Miró había visto la transformación de la materia por la acción del fuego en sus trabajos cerámicos y escultóricos, y decide aplicarla a la pintura.

En ocasiones pinta primero sobre la tela en blanco; otras veces, dibuja con un cuchillo, abriendo vacíos, y en otros momentos es el fuego el que agrede antes a la tela. Miró maltrata la superficie, la pisotea, le aplica el soplete, la desgarra con el cuchillo o con las tijeras. La rocía con gasolina y la deja quemar lentamente. El bastidor calcinado queda al descubierto.

Es un nuevo «asesinato de la pintura» a los 80 años.

scroll to top icon