Buscador de museos

Ecomuseo de los valles de Àneu

Arquitectura exterior

<p>Vista general de la fachada de la Casa Gassia.</p>

Vista general de la fachada de la Casa Gassia.

La Casa Gassia es un buen ejemplo de la arquitectura pirenaica anterior al siglo XX. Los materiales son los propios del país: piedra y madera. La imaginamos revocada en blanco, como correspondía a una casa rica.

Una casa es un edificio vivo que está en constante evolución y transformación, íntimamente ligado a la vida de sus habitantes. Constituye un excelente testimonio cultural de cómo han cambiado históricamente las formas de vida de un territorio o país gracias a los cambios sociales, económicos y culturales. Si se observan los muros exteriores, se aprecian puertas y ventanas que parecen corresponder a niveles distintos de los actuales. Las formas del edificio han variado a lo largo de los años, en función de la economía y las necesidades de las personas que han vivido en él.

La Casa Gassia era funcional. Aquí se dedicaban a la agricultura y la ganadería —había cuadra, pajar, trillo y vivienda—, y se intentaba que la casa fuera cómoda y bonita a la vez.

La casa no es solo un edificio donde vivir, sino también un concepto con el que se identifica una familia o un grupo doméstico concreto, un grupo social. Consta, además, de una serie de propiedades, tierras y ganado que acaban conformando un todo, integrado por un patrimonio material e inmaterial.

OBJETOS

<p>Puerta principal de acceso a la Casa Gassia.</p>
Puerta principal
Puerta principal
<p>Detalle del balc&oacute;n. Combina la decoraci&oacute;n torneada y una cara humana en el soporte inferior.</p>
Balcón
Balcón
scroll to top icon