Buscador de museos

Biblioteca Museo Víctor Balaguer

Tiempo de modernismo

<p>Sala que acoge las obras del per&iacute;odo modernista.</p>

Sala que acoge las obras del período modernista.

El movimiento artístico del modernismo irrumpe en Cataluña alrededor de 1892, con las primeras exposiciones de artistas que habían estado en París. Sus telas contrastaban con la pintura decorativista y anecdótica que se producía en aquel momento en Barcelona. Aunque el realismo convencional nunca dejó de existir, durante años convivió plenamente con las novedades importadas de Francia. 

Ramon Casas y Santiago Rusiñol fueron los abanderados de la pintura renovadora en Cataluña que, con sus escenas parisinas, realizadas ya bajo el influjo del impresionismo, marcó el arte catalán del momento. Así, sus características definidoras serán la captación del instante fugaz y casi fotográfico, la luz oscilante, la recreación de la atmósfera con tonos grises y azulados y la libertad de la pincelada. El tema del cuadro, que ya no es costumbrista y afable, podía ser cualquier lugar del entorno urbano, en el que destacaban imágenes de burdeles, suburbios, el estallido de la vida nocturna de los cabarés... 

Dos de los núcleos efervescentes en este período fueron el pueblo de Sitges, con las fiestas modernistas propiciadas por Rusiñol en el Cau Ferrat y, sobre todo, la célebre cervecería Els Quatre Gats, situada en los bajos de una casa de Puig i Cadafalch, en la calle Montsió de Barcelona.

OBJETOS

<p><em>Montmartre</em>, Ramon Casas, 1890-1891, &oacute;leo sobre tela, 64 &times; 45&nbsp;cm</p>
Montmartre
Montmartre
<p><em>Retrato de ni&ntilde;a</em>, Joan Brull, s. d., &oacute;leo sobre tela, 41,2 &times; 31,8&nbsp;cm</p>
La niña
La niña
scroll to top icon